Bitcoin, la moneda de Internet que puede revolucionar la economía mundial

 

Hoy vamos a aprender algo sobre los Bitcoin, la moneda electrónica de moda que cada vez crece más en popularidad en Internet, y con la que se pueden pagar servicios como WordPress, Mega, o diversos casinos online; además de donar dinero para Wikileaks, o regalárselo a chicas a través de Reddit (a cambio de una pequeña muestra de agradecimiento).

Trataremos de repasar esta moneda digital, su funcionamiento y por qué es más confiable que el dinero clásico que todos llevan en el bolsillo.

 

El Bitcoin es dinero digital P2P, desregulado, descentralizado, que no depende de ningún gobierno mundial. Fuer ideada por Satoshi Nakamoto en 2009, quien definió las bases de su moneda electrónica en un artículo con esta descripción:

Es una versión 100% P2P de dinero electrónico que permitiría enviar los pagos online directamente de un ente a otro sin pasar por una institución financiera (…) eso sí, este beneficio se pierde si se necesita de un tercero que verifique la transacción confirmando que el dinero electrónico no se usó previamente (más conocido como doble-gasto, lo que evita la falsificación).

La solución de Nakamoto consiste en que el registro de absolutamente todas las transacciones realizadas con una bitcoin se almacenan en una cadena de bloques pública, por lo que cuando se realiza una transacción, el recibidor chequea las transacciones pasadas hasta eventualmente llegar a un punto donde todos los nodos –las computadoras conectadas a la red P2P, que entre todas administran bitcoin– están de acuerdo con que en ningún momento se gastó dos veces un mismo bitcoin.

O sea, para no aburrirlosse podría explicar el sistema de bitcoin como un grupo de amigos alrededor de una mesa donde todos tienen un registro contable que detalla el número de bitcoins que poseen entre todos y cada uno de ellos individualmente.

Ahora imaginemos que un miembro de la mesa le entrega dinero a otro: Todos ven en detalle la transacción (porque es pública), y todo el grupo la inscribe en su registro, verificando que se realizó correctamente. Suena transparente. Ahora imaginemos que el software de bitcoin es el registro contable, y que la mesa es gigante, con miles de personas distribuidas por toda la Internet, para compartir toda la información en tiempo real.

“Definimos una moneda electrónica como una cadena de firmas digitales. Para transferir una moneda, un pagador firma digitalmente una cadena con información de las transacciones anteriores, a la que le agrega al final una ‘llave pública’ que es la dirección del recibidor. Un recibidor puede verificar las firmas para confirmar todas las transacciones realizadas anteriormente“, afirmó Nakamoto.

bitcoin

De esta forma, no se requiere de un ente central que administre el bitcoin, pues en todo momento los usuarios tienen claro desde dónde proviene una moneda ya que todas las computadoras que formen parte de la red de bitcoin, al estar interconectadas entre sí por Internet, verifican la validez de esta transacción.

Esta validez se verifica con lo que Nakamoto describe como un servidor de tiempo distribuido (timestamp server), que se encarga de identificar y ordenar todas las transacciones –agrupadas en paquetes de información llamados ‘bloques’– para que no puedan ser modificadas, y mediante pruebas-de-trabajo, se demuestra que un bloque proviene de otro grupo de transacciones anteriores.

Por esto, las transacciones no son instantáneas, porque por cada transacción, la base de datos distribuida se pone a trabajar para verificar la validez de la transacción. Cada vez que se verifica la validez de un bloque respecto al anterior, se dice que se ‘confirmó’ la transacción. Y si hay seis confirmaciones, es que se validó el bloque con la transacción actual respecto a seis bloques hacia atrás.

Haciendo minería de bitcoins

La cadena de bloques –mantenida colectivamente– contiene la información de todas las transacciones conocidas.

Para verificar la validez de una transacción no confirmada, un ‘nodo generador’ (una computadora dedicada a generar bitcoins) la toma y la junta a todas las otras transacciones no confirmadas en un determinado momento, en un archivo llamado ‘bloque candidato’, el que contiene las referencias a estas transacciones y al último bloque conocido por el nodo generador.

Y acá ocurre algo interesante: Todos los nodos generadores comienzan a competir entre sí tratando de validar el bloque candidato mediante complejas operaciones matemáticas que requieren un gran esfuerzo computacional llamadas función hash, que consisten en operaciones matemáticas muy fáciles de reproducir, pero muy difíciles, sino imposible, de revertir o predecir.

Si un nodo logra validar el bloque, transmite la información a toda la red, quienes verifican la validez del nuevo bloque y lo agregan a la cadena de bloques. De esta manera, el nodo recibe como pago por tan compleja operación 25 bitcoins (originalmente eran 50, pero hace poco se ejecutó una medida de control que redujo la recompensa).

Esto significa que todas las computadoras que trabajan para realizar estas pruebas-de-trabajo, además de recibir el pago de bitcoins por su labor, están permanentemente ayudando a hacer más segura la moneda digital, lo que también implica que para realizar una estafa, es necesario controlar la mayor parte del poder de cómputo que protege a la red, una tarea absolutamente imposible porque entre todos los que minan bitcoins hay por lejos más poder de procesamiento que el de varias de las supercomputadoras más rápidas del mundo.

Perfecto… ¿Y cómo consigo bitcoins?

Primero hay que bajarse el cliente de bitcoin, ya sea para WindowsLinuxUbuntu o OS X, y luego instalarlo en la PC. Al abrir el programa aparecerá la siguiente ventana:

El cliente Bitcoin genera automáticamente una billetera con una dirección pública (la que es tu ‘dirección’ para recibir bitcoins de terceros) a la que se le asocia una llave privada, la que se guarda en un archivo wallet.dat en una carpeta del computador.

Para recibir una moneda, al darle clic a la pestaña te mostrará tu dirección pública, la que habrá que copiar y enviársela a quien quiera pagarte con bitcoins. La dirección es pública, inviolable y no hay problema en publicarla en Internet. Lo importante es cuidar tu llave privada.

La llave privada es donde se almacenan tus bitcoins. Si la perdiste porque se rompió el disco de tu computadora, perdiste tu dinero, por lo que es altamente recomendable implementar alguna forma de respaldo para tener una copia del archivo wallet.dat. Puede copiarse la carpeta entera del programa conteniendo el archivo, o para hacerlo manualmente desde el programa, ir a ‘Archivo’ y luego ‘Respaldar billetera’.

Se puede recibir una MUY pequeña muestra de bitcoins gratis para comprobar cómo funciona el sistema, recurriendo a Bitcoin Faucet, CoinAdBit Visitor o Daily Bitcoins. Si la moneda te convence y te interesa comprar algunas unidades, hay para eso casas de cambio virtuales como Nanaimo Gold

Si bien podría parecer que nada impide que todos minemos monedas para siempre hasta ser millonarios, el tope máximo de bitcoins será de 21 millones. Luego de este límite, es imposible crear nuevas monedas y habrá que transar con las ya existentes. Pero, como es una moneda digital, nada impide dividirla hasta el decimal que estimemos conveniente con un tope máximo de 8 cifras decimales (o sea, el mínimo es de 0.00000001 bitcoins).

Esto también conlleva una interesante cuestión sobre este experimento económico: Al revés de las monedas normales, que pierden valor (inflación) porque cada vez los bancos centrales imprimen más y más dinero para ponerlas en circulación, el tope máximo de bitcoins implica que con el tiempo dejarán de circular más monedas nuevas por lo que ésta aumentará de valor.

¿Cómo afecta a la libertad en Internet?

Como no hay un ente regulatorio de esta moneda, es imposible recibir presiones de países o instituciones para impedir que una persona pueda crearse una dirección nueva de bitcoins sólo para recibir un pago específico en una ocasión particular.

En un momento las tarjetas de crédito dejaron de aceptar donaciones para Wikileaks por las presiones del gobierno norteamericano y así lograron cortarle los víveres al sitio de denuncias. Con bitcoin esto sería imposible, no habría nadie a quien reclamarle. Todos los usuarios son partícipes del sistema que soporta la moneda.

¿Y qué opinan los gobiernos?

La semana pasada, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos informó que impondrán una serie de normas al Bitcoin, y serán las mismas normas estrictas que ya existen sobre las monedas comunes para evitar el blanqueo de dinero en las transacciones de monedas virtuales.

Dada la imposibilidad de saber de donde proviene el dinero de un tenedor, el FBI teme que en la red comiencen a aflorar este tipo de pagos anónimos y se convierta en un paraíso para el lavado de dinero o cualquier otra actividad delictiva.

Con esto, Bitcoin tendría nuevos requisitos de contabilidad y presentación de informes obligatorios para aquellas transacciones de más de 10.000 dólares en Estados Unidos. Según declara Jeff Garzik, desarrollador de Bitcoin:

Creo que es inevitable que al igual que tenemos dólares utilizados por los ladrones y criminales, existan delincuentes utilizando una moneda virtual. Por esta razón queremos trabajar con las autoridades.

Según anuncios, estas normas para evitar el lavado de dinero se aplicarían según las circunstancias de cada negocio, y no se aplicarán a personas que simplemente utilicen las monedas virtuales para comprar o vender simples bienes. PERO no queda claro si las normas serán impuestas a todos los comerciantes online, como Amazon.

 

Mientras tanto, en Chipre, la Unión Europea está aplicando un rescate financiero que conlleva un corralito que grava con una tasa del 15,26% sobre los depósitos bancarios y, prácticamente es como penalizar el ahorro de los chipriotas. En ese contexto, el Bitcoin se podría posicionar como una alternativa al euro para salvar a los pequeños ahorristas y donde una empresa podría implantar el primer cajero automático de Bitcoin del mundo. Con esta idea podrían abrir las puertas a los chipriotas a otra forma de manejar sus ahorros.

A esto se suma que los bitcoins cada vez despiertan más interés en los denominados «PIGS»: Portugal, Italia, Grecia y España, como método de salvación de ahorros frente a la caída del euro, la fragilidad del sector bancario y las amenazas de rescate. Pintando todo esto un panorama donde Bitcoin y los negocios que usen esta moneda digital tienen muchas posibilidades de éxito.

El funcionamiento de este cajero automático de Bitcoin es bidireccional, de modo que permite cambiar euros (o cualquier otra moneda de curso legal) por Bitcoins y viceversa. Y es de suponer que dentro de la tasa de cambio exista alguna comisión (fija o por porcentaje) para compensar los gastos de gestión del servicio. El usuario introduciría dinero de curso legal en el cajero, éste, lo autentificaría y generaría una especie de tarjeta monedero o, directamente, un código QR con la cantidad equivalente de dinero en Bitcoins para que el usuario pueda integrarlos dentro de sus activos electrónicos.

 

Cuando empezó la crisis económica, mucha gente invirtió en oro para prepararse para un posible colapso del euro. Y hoy Bitcoin se está convirtiendo en un equivalente al oro en el mundo digital, y con este tipo de cajeros, seguramente, se hará mucho más popular y accesible a todos los ciudadanos.

¿Y cuánto vale un Bitcoin?

Por ahora, se han generado en total cerca de 10,9 millones de bitcoins. A medida que se acerca al límite de generación de moneda, hay una devaluación intrínseca y habrá que ver qué tan bien funciona el sistema evitando esto.

Hace un mes atrás, a comienzos de marzo de 2013, cada bitcoin equivalía a USD 40.

El pasado sábado 23 de marzo de 2013, estaban a USD 87.

El sábado 30 valían USD 94.

Y hoy 1º de abril, ya alcanzaron un pico de USD 104…

Por ese motivo, la economía del Bitcoin se encuentra ahora en un estado de hiperdeflación que podría ser devastador, advierten desde Business Insider. La hiperdeflación es cuando los precios «colapsan violentamente».

Así que habrá que ver como evoluciona este experimento financiero, libre y desregulado.

 

En otro artículo repasaremos que podemos comprar con Bitcoins. Qué comercios online lo aceptan para adquirir productos y servicios.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *