Aplicaciones para saber si una foto fue retocada con Photoshop

photoshop

Hoy en día los medios nos bombardean a tal punto con fotos retocadas que estamos perdiendo la noción de cómo luce la gente «real» 🙂 . Y es especialmente importante para periodistas y staff de medios el tener el ojo agudo para identificar o al menos sospechar de los posibles retoques de una fotografía, para no ser engañados y probablemente también para saber qué se puede hacer con una foto para engañar al público.

Pero softwares como el Photoshop ya tienen un grado de precisión tal, y los profesionales que saben usarlo correctamente también, que es prácticamente imposible distinguir cuando una buena foto ha sido retocada. Pero existen programas capaces de analizar y desenmascarar imágenes modificadas.

Hace poco cerró el servicio de errorlevelanalysis.com, una web donde podíamos subir una fotografía y el sistema identificaba zonas que seguramente habían sido alteradas. La técnica consistía en guardar como jpg la imagen, repetidas veces, ya que las regiones alteradas vía Photoshop no pierden calidad al mismo ritmo que el resto, lo cual permitía detectar cambios.

fotoforensics.com es una aplicación que utiliza el mismo método que el arriba comentado. Solo hay que especificar una ruta URL o subir la foto para obtener un mapa de calor que determinará qué zonas fueron manipuladas. Si no aparecen muchas zonas rojas, es porque seguramente tenemos la imagen original.

izitru.com es otra web que realiza un servicio semejante. Hay que subir la imagen y esperar los resultados del análisis.

imageforensic.org es otra aplicación que analiza fotos para mostrar lo que tienen dentro. No está tan orientada como las anteriores a la detección de imágenes manipuladas, pero sí analiza con detalle los datos ocultos tras cualquier foto, lo que ayuda a determinar su origen, programa original y otras informaciones útiles para quien quiere conocer más datos sobre la fuente de una imagen. Es algo parecido a lo que hace getghiro.org, también gratuita.

De modo que si bien esos retoques se vuelven más imperceptibles al ojo humano, todavía no son imperceptibles para el ojo digital.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *