Recursos online para estudiantes

Ya falta poco para volver a clase, y está bueno saber adonde recurrir para investigar ante un trabajo práctico o donde encontrar buen material de consulta aparte de la Wikipedia. Sobre todo cuando ante alguna asignatura especial, los profesores piden que “por favor, no recurran a Internet como fuente para sus trabajos”. Pero lo piden porque muchos jóvenes googlean superficialmente y acaban copiando y pegando artículos de la Wikipedia. Pero existen algunas fuentes online que pueden ser muy prácticas y que nos pueden ahorrar un viaje a la biblioteca.

En la siguiente lista podrán encontrar fuentes confiables, pero recordemos que lo importante siempre es la producción propia, y que “copiar y pegar” el contenido de estos sitios no nos asegura un buen aprendizaje.

  • Google Books: este recurso de Google es ideal para encontrar libros completos online. Nada más tenemos que ingresar una palabra clave, como si fuera un simple buscador, y nos dará los resultados de cientos de libros disponibles en el catálogo. Tiene una buena cantidad de libros específicos que son difíciles de conseguir en librerías. No todos los libros pueden accederse totalmente, pero gracias al buscador se nos resaltan las palabras claves dentro del mismo texto.
  • Google Scholar: similar a las búsquedas que realiza Google Books, Google Scholar nos ofrece una búsqueda limitada en las páginas donde aparecen publicados artículos relacionados con el tema. A diferencia del buscador normal de Google, que usualmente sería nuestra primera opción, Google Scholar tiene un sistema de ranking basado en el peso académico del documento, dónde fue publicado, quién lo escribió, y cuántas veces se lo ha citado en otras publicaciones. Es una herramienta interesante para acceder a textos que aún no fueron publicados en volúmenes específicos, como ensayos, entre otras cosas.
  • Academic Resources: este blog funciona con otro formato pero también puede ser útil en otras formas. Dentro de este portal encontraremos artículos interesantes orientados a la vida académica, como puede ser escribir contenido original sin el uso del plagio (algo importante cuando usamos Internet como fuente), consejos para la vida académica, y muchas cosas más. El sitio está concentrado en ayudarnos a ser buenos estudiantes, más que a proveernos información. Lamentablemente sólo se encuentra disponible en inglés.
  • Project Gutenberg: otro sitio interesante (aunque también en inglés), y está dedicado a ofrecer ebooks totalmente gratuitos. Esta puede ser una buena fuente de artículos y libros raros, también ideal para estudiantes de historia. Los libros de Project Guttenberg fueron digitalizados por sus voluntarios, y aquellos interesados en que el sitio siga adelante pueden hacer una donación a través de PayPal. Se trata de una iniciativa para poder poner al alcance de todos el placer de la lectura, pero también puede servir como fuente de información.
  • Wikiteka: este proyecto colaborativo es interesante pero en cierta forma tiene que ser tomado entre pinzas. Puede utilizarse como una guía donde encontrar información y seguir buscando a través de métodos un poco más confiables, porque, como todas las cosas, Wikiteka está sujeta al error humano de las personas que colaboran en ella. Pero igualmente es un buen punto de partida para obtener información primaria a través de la cual ir desprendiendo ideas y fuentes de información más elaboradas y específicas. Los artículos están rankeados de acuerdo a un “karma”: es el sistema de calificación que los usuarios del sitio le asignan a cada información.
  • BookFinder: se trata de un buscador universal de libros, con muchas opciones de personalización de búsqueda, presentándonos libros de consulta gratuita y libros que podremos comprar.
  • Cursos de Yale: una de las universidades más prestigiosas del mundo ofrece cursos online gratuitos para quienes deseen complementar su educación. Con profesores de renombre y temáticas interesantes, podemos mejorar nuestra performance universitaria y quizás ampliar un poco el espectro de opiniones tomando uno de estos cursos. La gran mayoría de los cursos, o mejor dicho el material de los cursos, está relacionado con las humanidades y las ciencias sociales.

Y ahora vamos a repasar algunas aplicaciones que pueden servir a la hora de hacer un trabajo, ya sea sólo o en equipo:

  • Evernote: es un recurso excelente para estudiantes. Permite tomar notas en clase para sincronizarlas a través de cualquier dispositivo, subir imágenes, guardar enlaces, y crear notas compartidas para trabajar en un proyecto con compañeros.
  • Zotero: ideal para poder organizar la bibliografía que tenemos que leer, encontrar o usar para un trabajo universitario. Es una suite completa de organización donde podemos tener todo centralizado, y además nos provee almacenamiento para que podamos accederlo rápidamente. Es una aplicación gratuita.
  • Notely: se trata de uno de los editores de texto para Dropbox más importantes del mercado. Lo podemos descargar para iPhone o iPad y crear anotaciones que luego se pueden compartir en Dropbox. Es ideal cuando estamos trabajando en un proyecto y se nos ocurre una idea, y puede ser un buen complemento para Evernote dado que podemos dedicarnos exclusivamente al texto. Hay muchos editores para Dropbox pero este es uno de los mejores. La única “desventaja” es que no es gratuito, pero es una inversión accesible.
  • My School Binder: con este programa podemos organizar también nuestros proyectos, pero además podemos crear un perfil donde tengamos acceso a toda nuestra vida académica. Materias cursadas, calificaciones, planes de estudio, y más, pueden ser agregados a nuestra “carpeta escolar”, tal sería la traducción. Es un recurso muy interesante no solamente para estudiantes, sino además para maestros y profesores que necesitan de una mano extra para ordenar el semestre.
  • Remember The Milk: otro aspecto fundamental de la vida estudiantil involucra la memoria. Por eso, podemos comenzar a usar una app de recordatorios. Remember The Milk es una opción gratuita e interesante que nos permite crear listas de tareas, y además sincronizar con nuestro Google Calendar y Twitter. Con Remember The Milk podemos gestionar nuestras tareas desde cualquier parte, compartirlas con colegas, recibir recordatorios en forma de correos electrónicos o SMS, y añadir tareas desde Google Calendar. Lo mejor de todo es que es completamente gratuita y realmente se puede aprovechar.
  • Freemind: esta aplicación de mind mapping es excelente y una de las más populares. Es ideal para poder plasmar nuestras ideas de forma gráfica y tener un acercamiento más simple a un proyecto. Es también una buena herramienta para trabajo colaborativo. En lugar de escribir muchas líneas de descripción, con Freemind podemos crear un diagrama. También es gratuita y open source.
  • Sticky Notes: además de una lista de tareas, puede que necesitemos de recordatorios rápidos. Para esto podemos usar Google Tasks, que a esta hora ya es el mejor amigo del hombre, o sino usar Sticky Notes, una extensión para Google Chrome que nos permite crear recordatorios y notas directamente desde nuestro navegador.
  • Google Drive: antiguamente conocido como Google Docs. Las aplicaciones que podemos usar son extremadamente útiles, y podemos usar esta suite para trabajar con  nuestros compañeros sin tener que reunirnos en un lugar. Dejando de lado el trabajo colaborativo, Drive nos permite además almacenar diferentes tipos de documentos en la nube, para que sean accesibles desde donde estemos. En lugar de usar Word o Excel para una tarea, nada más tenemos que usar el procesador de textos o de planillas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *