¿Por qué las tintas de impresoras inkjet son tan caras?

printer-ink-cartridges

La tinta de impresora es uno de los líquidos más caros POR GOTA, más caro que la más fina champaña, e incluso más caro que la sangre humana. Si hacés las cuentas, vas a ver que estás pagando una fortuna en cartuchos de tinta.

Comprar la impresora inkjet más barata y comprar los cartuchos originales es la cosa más cara que podrías hacer. Pero hay formas de ahorrar plata en tinta si imprimís mucho.

Impresoras Baratas, Cartuchos Caros

Las impresoras de chorro de tinta (Inkjet) son siempre las más económicas. Eso es porque los fabricantes las venden prácticamente al costo, porque su negocio no está en las impresoras, sino en la provisión de cartuchos, que por eso son caros!

Muchos fabricantes intentan incluso complicar las cosas instalando distintos chips en cada uno de sus modelos de impresoras para que sea más difícil hacerlas funcionar con tintas alternativas. Los cartuchos de tinta alternativos o los originales rellenados, pueden descomponer la impresora, pero no porque sean de baja calidad, sino porque la impresora detecta que no es un original. Lexmark una vez explicó en una corte que los chips alternativos violan su copyright y deberían ser ilegales… por suerte perdieron el juicio.

microchips de los cartuchos de tinta

Qué dicen los fabricantes

Y los fabricantes siempre intentaron justificar el alto costo de la tinta original…

En una nota con Computer World del 2010, HP explicó que ellos invierten millones de dólares anualmente en investigación y desarrollo para mejorar sus tintas. Comentaban que la tinta de impresora se calienta a 300 grados, se vaporiza, y luego se rocía a 48 km/h, a una velocidad de 36.000 gotas por segundo, a través de un filamento más delgado que un cabello humano. Luego de eso, la tinta debe secarse inmediatamente después de tocar el papel. Ellos también argumentaban que las impresoras nuevas son más eficientes y consumen menos tinta, al mismo tiempo que los cartuchos alternativos son menos confiables porque sus tintas no tienen todas las cualidades que tiene la original…

Excusas, excusas, dirán algunos…

Cómo ahorrar tinta al imprimir

En última instancia, el precio de algo está dado por lo que la gente está dispuesta a pagar y los fabricantes de impresoras han investigado que una cantidad de gente relevante para ellos está efectivamente dispuesta a pagar el precio de los cartuchos de tinta. Pero no por eso debemos comprar la impresora más baratita. Es buena práctica evaluar para qué la vamos a usar antes de comprarla, y evaluar distintos modelos para ver cual se adapta mejor a nuestras necesidades, y así tratar de ahorrar más sabiamente.

A continuación, unos consejos básicos para ahorrar en impresión:

  • Compra Cartuchos Recargados: los cartuchos recargados son generalmente más baratos. Los fabricantes obviamente siempre nos advierten sobre usar este tipo de tintas, pero generalmente funcionan bastante bien.
  • Rellena tus propios cartuchos: se pueden comprar en Internet: kits de rellenado para varios modelos de cartuchos. Puede ser engorroso o directamente un enchastre si no se hace bien… Y algunas impresoras pueden rechazar un cartucho rellenado si usa un chip.
  • Cambiarse a una Impresora Láser: probablemente es la mejor opción para quienes varias resmas mensuales de papel, porque el toner de estas impresoras es comparativamente más barato que la tinta.
  • Compra cartuchos XL: si a pesar de todo, quisieras comprar sólo cartuchos originales, es mejor comprar cartuchos XL. Es proporcionalmente más barato comprar un cartucho XL que 3 de carga normal. Todo depende de cuánto uso se le de a esa impresora.
  • Evitar las impresoras con cartuchos Tricolor: si imprimís seguido en color, te va a convenir que la impresora use un cartucho separado por cada color. Porque si tu impresora usa un cartucho tricolor, y un día imprimiste muchas hojas con texto en azul, por ejemplo, cuando se agote el cyan de ese cartucho tricolor, la impresora va a indicar que falta tinta, aún cuando los otros dos colores (amarillo y magenta) no estén ni por la mitad de carga. En cambio con cartuchos de colores individuales, simplemente se remplaza el color que se agotó y listo. Suelen ser más caros porque, obviamente, al venir un color por cartucho, la carga es mayor que si tuviera que repartir el espacio entre tres colores, pero a la larga te va a salir menos caro si imprimís muchas cosas en color.

cartuchos BN y color

 

Cuando tengas que comprar una impresora, no te fijes en el precio de la máquina, sino EN EL COSTO QUE TIENEN LOS CARTUCHOS QUE USA. Así vas a planificar mejor tu ahorro. Las impresoras más baratas son las que suelen usar los cartuchos más caros.

Y por supuesto, la mejor manera de ahorrar en tinta es lograr no necesitar más impresiones. Si podés mantener la mayoría de tus documentos en forma digital vas a poder ahorrar cantidades increibles de dinero.  😉

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *