Especial Halloween: monstruos para asustar a los niños

monstruo bajo la cama
En todo el mundo los padres usan historias de amenazas sobrenaturales para mantener a los niños a raya. Y es que es la forma de control psicológico más antigua y efectiva del mundo: todos le tienen miedo a lo que no pueden ver, y que si lo vieran no lo podrán discernir, por ser… algo… que no es de nuestro mundo.

En cada cultura tienen distintos nombres, formas y géneros, seres tenebrosos, que sólo se alimentan de niños traviesos. Encarnaciones del mal que, al final del día, ayudan todos esos padres desesperados a tener a raya a sus descontrolados niños.

En Argentina es el hombre de la bolsa, pero cada cultura tiene un nombre vernáculo para esta criatura que hace ruidos misteriosos en la noches. Y también, cada padre puede tener su propia versión del monstruo, por que saben algo: funciona.


Boogeyman (Inglaterra)

Alias: Bogeyman, Bogieman, Boogie Man, Bogy, Bugbear

Otros paraderos conocidos: países angloparlantes

Es un fantasma tenebroso y amorfo que se esconde en la oscuridad para asustar a toda víctima inocente. Es más bien pesado que peligroso y su poder se puede neutralizar fácilmente con el resplendor de la luz. Probablemente su nombre proviene del inglés de la Edad Media, donde la palabra “bugge” significaba “algo aterrador”.


Bokkenrijders

Bokkenrijders (Holanda)

Otros paraderos conocidos: Bélgica, Alemania

Los “cabalgadores de antílopes” son ladrones fantasmagóricos que montaban sobre cabras voladoras. Fueron una leyenda que se inventaron las bandas de ladrones en el siglo XVIII para intimidar y aterrorizar las comunidades locales de campesinos.


2011-03-28-daniel-gramsch

Butzemann (Alemania)

Alias: Bütze, Buhmann, Mummelmann, Popelmann

Otros paraderos conocidos: Holanda, Escandinavia

Es un duende o un fantasma que no tiene cara y que va encubierto con una capa. Se esconde en rincones oscuros, debajo de la cama o en el armario y ataca a los niños que se acuestan demasiado tarde. Su nombre proviene de la palabra alemana de la Edad Media “bôtzen” (armar barullo) o de la palabra “verbutzen” (ocultar o simular).


Hombre del saco (España)

Alias: Hombre del Costal, Homem do Saco, El Roba-chicos, Sack Man

Otros paraderos conocidos: la mayoría de países del sur de Europa y América Latina

Se trata de un hombre feo y huraño que secuestra niños traviesos en plena luz del día y se los lleva en un saco. Según las variantes regionales, o vende a los niños o se los come. En algunas culturas, la figura del hombre del saco es la misma que la del ayudante malvado de Papá Noel.


 

Baba Yaga (Rusia)

Alias: Baba Roga, Zota Baba, Ježibaba, gorska maika

Otros paraderos conocidos: países eslavos

Es una bruja con una poderosa y profunda conexión con el bosque. Vive en una cabaña que se levanta sobre unas patas de gallina gigantes y cabalga por el mundo dentro de un mortero volador cargando una mano de almirez. Es ambivalente hacia los humanos, ya que tanto te puede ayudar como te puede comer. “Baba” se traduce como “mujer”, mientras que “yaga” puede derivar de la palabra protoeslava para designar serpiente, aunque suena de forma similar a la palabra polaca “jedza” (bruja), a la serbocroata “jeza” (horror) y al término “jeza” (enfermedad) del antiguo eslavo eclesiástico.


H’awouahoua (Algeria)

Es un monstruo con un cuerpo compuesto por diferentes partes de animales y que tiene unos ojos que son como dos manchas flameantes. Además, lleva puesto un abrigo hecho con la ropa de los niños que se ha comido.


Tokoloshe (Sudáfrica)

Ninfas de agua que cumplen las órdenes de los brujos malvados. Pueden volverse invisibles bebiendo agua y pueden causar todo tipo de travesuras. Si pones un ladrillo debajo de cada pata de tu cama, puedes protegerte a ti mismo cuando duermes. Sin embargo, necesitarás la ayuda de un hechicero para expulsarlas para siempre.


 

Gurumapa (Nepal)

Se trata de un gigante caníbal con grandes colmillos saltones. Aunque le encante el sabor de los niños, se puede razonar con él. En la actualidad, este ser disfruta de un banquete anual como homenaje a cambio de no comer más niños de la localidad.

Más info: http://en.wikipedia.org/wiki/Gurumapa


Wewe

Wewe Gombel (Indonesia)

El espíritu vengativo de una mujer cuyo corazón roto la llevó a suicidarse. A diferencia de los hombres del saco habituales, ¡ella secuestra a los niños para protegerlos de los malos padres! Se ocupa de ellos en su nido situado en lo alto de una palmera y no los devuelve hasta que sus padres no se arrepientan de su comportamiento abusivo y negligente.


Namahage (Japón)

Estos ogros van de puerta en puerta en Noche Vieja buscando niños que se hayan portado mal durante todo el año. Son más que felices cuando pueden aliviar a los padres y llevarse a los niños que son perezosos, insolentes o que simplemente lloran demasiado. Su nombre proviene de un refrán japonés – “Namomi ko hagetaka yo?” (“¿Ya se curaron las ampollas?”)– que se dice para insultar a las personas que son perezosas y que no hacen nada en todo el día.


 

The Jersey Devil (New Jersey, EE. UU.)

Alias: The Leeds Devil

Es una criatura semejante a un dragón con un amalgama de partes de animales que produce un chillido muy estremecedor. Según la leyenda, fue el decimotercer hijo de la terriblemente desafortunada “madre Leeds” en 1735. Desde entonces aterroriza a todos aquellos que son suficientemente temerarios como para adentrarse a los pinares durante la noche.

Más fotos escalofriantes: artículo en Taringa


La Llorona (México)

Es una mujer que ahogó a sus hijos para poder estar con un hombre que al final la rechazó. Hundida en la miseria, se ahogó ella misma, pero se le prohibió poder entrar en el cielo hasta que no encontrara a sus hijos. Por las noches deambula por las riberas buscándolos y gritando “¡Ay mis hijos!”, a la vez que secuestra a otros niños creyendo que son los suyos. Como ocurre con la irlandesa Banshee, cuando se oyen los gritos de la Llorona, se considera que es un mal presagio. Su nombre alude al hecho de que vaga por el mundo llorando por la pérdida de sus hijos.


Tata Duende (Belice)

Es un duende pequeño y barbudo sin pulgares y con los pies hacia atrás, del cual se dice que es el guardián del bosque de los animales. Los padres advierten a sus hijos de que Tata Duende los cogerá si no están en casa cuando llega la oscuridad o si se adentran en la junga. Su nombre se traduce como el “duende del monte”.


Mètminwi (Haití)

Se trata de un hombre que tiene unas piernas increíblemente largas y que anda por los pueblos en la medianoche para atrapar y comer a todas las personas que todavía estén por las calles. Su nombre es una contracción de la palabra francesa “maître” (amo) y “minuit” (medianoche).


lacuca

Cuca (Brasil)

Alias: Coca, Cucuy

Existe una nana brasileña muy conocida que advierte a los niños de que deben ir a dormir porque de lo contrario una mujer cocodrilo, la Cuca, los llevará y se los comerá. Es una variante de la figura portuguesa “Coca”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *