Qué es el Bluetooth LE

bluetooth-le

El Bluetooth nunca tuvo la mejor fama por consumir mucha energía de las baterías. Si bien hay muchos dispositivos interesantes que lo usan, al final del día es una tecnología poco práctica. Pero hace unos meses se empezó a hablar del Bluetooth Low Energy (LE) con el que se podría cambiar esa mala fama, permitiendo que nuevos dispositivos puedan funcionar por meses o incluso años con una pequeña batería.

Por ejemplo, se podría añadir un pequeño aparato al llavero, el cual munido de Bluetooth podría indicarnos en el teléfono donde están las llaves, y la batería del llavero podría durar un año sin necesitar una recarga.

Relojes inteligentes como el Pebble ya soportan este estándar, Apple lo usa como soporte del iBeacon en sus tiendas y Nokia dotará a todos sus terminales Lumia con esta tecnología.

¿Pero realmente en qué consiste este Bluetooth LE?

Bluetooth es un estándar que permite desplegar redes inalámbricas de área personal (PAN); vincular sin cables a varios dispositivos que están dentro de un radio cercano. Fue diseñado por Ericsson a mediados de los 90 y se ha establecido como una de las conexiones habituales dentro de dispositivos móviles y PCs, abriendo la puerta a la conexión de todo tipo de periféricos y al intercambio de datos desde que fuese ratificado como estándar dentro del IEEE 802.15 en el 2002.

Hoy en día abundan los teclados Bluetooth para computadoras y tablets, dispositivos manos libres para smartphones e incluso dispositivos GPS externos. Y a pesar que la tecnología Bluetooth fue mejorando con los años la transmisión de datos (habiendo pasado de 1 Mbps a 24 Mbps), este tipo de conexiones agotaban rápidamente la batería de cualquier smartphone.

 

Ahorrar energía y abrir la puerta a nuevos usos

El estándar Bluetooth ofrece unos rangos de distancia que oscilan entre 1 y 30 metros según la potencia del transmisor utilizado; a mayor distancia a cubrir, mayor es la potencia transmitida y la energía que se consume. Pero la mayoría de las veces no tiene sentido radiar una señal 100 mW de potencia para usar un manos libres que está a escasos 20 centímetros de nuestro teléfono y, de hecho, la transmisión de datos suele no ser continua y persistente, ni tampoco necesitamos que lo sea.

El objetivo que se planteó allá por el año 2001 era imaginar el futuro de los hogares y plantearlos como entornos inteligentes repletos de sensores que podían enviar información, inalámbricamente, a nuestros dispositivos móviles o a sistemas de control propios de los hogares. Fue la idea que perseguía Nokia y también formó parte del proyecto MIMOSA del sexto programa MARCO de la Unión Europea. Antes del proyecto MIMOSA, Nokia desarrolló una primera versión en lo que se conoció como Bluetooth Low End Extension y, tras el proyecto de investigación europeo, se transformó en Wibree.

Dado que ya existía una alianza de fabricantes alrededor del estándar Bluetooth, Bluetooth Special Interest Group (Bluetooth SIG), no tenía mucho sentido elaborar una nueva especificación por separado; por tanto, así que los desarrollos de Wibree se integraron en 2007 dentro de las especificaciones de Bluetooth Low Energy y, en 2010, Bluetooth LE se integró dentro de la pila de protocolos de Bluetooth 4.0.

 

Bluetooth LE chips

 

Bluetooth LE

Bluetooth LE busca reducir el consumo energético, minimizando la potencia de transmisión de la señal de radio utilizada y el radio de cobertura. Sumado a esto, su velocidad de conexión de 1 Mbps y su capacidad para ofrecer conexiones cifradas usando AES de 128 bits y códigos de redundancia para minimizar errores de transmisión, está posicionando al Bluetooth LE como el estándar predilecto para la nueva ola de wearable devices con los que nos van a inundar desde el 2014.

La sustancial reducción del consumo, y la consiguiente extensión de la autonomía, no solo redunda en una mejora para nuestros smartphones o tablets sino que también es importante para el desarrollo de sensores. Para hacernos una idea, un sensor alimentado por una «pila de botón» y con soporte Bluetooth LE podría estar encendido durante meses o, incluso, llegar al año de funcionamiento sin necesidad de reemplazar la batería.

Usos de Bluetooth LE

Precisamente, poder llenar de sensores un edificio o una casa era el planteamiento del proyecto MIMOSA en el que participó Nokia y centros de investigación de universidades europeas. Imaginemos que, gracias a sensores instalados en nuestro coche, podamos ver en nuestro smartphone la presión de los neumáticos o si tenemos que reponer el depósito del aceite del motor.

 

Bluetooth LE también es la base de aplicaciones centradas en la medicina y la salud como termómetros inalámbricos que envían a un smartphone los datos y guardan ahí un historial, o incluso sensores para medir la presión sanguínea.

 

También empezaron a aparecer dispositivos deportivos como los relojes con GPS y sensores para runners. Nike incluso ha desarrollado unas zapatillas deportivas que envían datos del recorrido (velocidad, distancia, tiempos) vía Bluetooth LE a nuestro smartphone y también podemos encontrar en el mercado cada vez más dispositivos con soporte Bluetooth LE orientados al fitness con los que, por ejemplo, monitorear el ritmo cardíaco al correr.

Polar Bluetooth Smart

 

Se dice que Apple se estaría planteando conexiones no persistentes mediante Bluetooth LE para el famoso iWatch. Broadcom trabaja en sistemas para automóviles y cada vez son más los smartphones y tablets que soportan esta tecnología. Así que esto es sólo el comienzo, una nueva ola de dispositivos inteligentes que intentarán cambiar nuestra actual forma de acceder a la información e interactuar con nuestro entorno.

 

 

 

 

1 respuesta

  1. Ismael Castro Ruiz dice:

    Excelente documento, un fuerte abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *